domingo, 30 de octubre de 2011

stricht back: frozen te


Los últimos días me habían hecho pensar acerca de lo que dijo mi amiga, la que trabaja en la galería, cuando le conte que había pensado ir a San Francisco luego de que Mister T se entusiasmara con la idea de tener un fotógrafo en su "recorrido". Mister T puede encontrar una buena historia en cuaquier taza de café. No me confesé con ella pero sí le comente que me había confesado con mister T aunque él no recuerde nada, fue en una fiesta en una casona de Magdalena, eran las dos de la manhana y mi cerveza número n de la noche estaba ya caliente, mister T bastante ebrio miraba el piso como esperando que los azulejos cambiaran de patron como en una pelicula de P.K Dick, entonces sentí que la música se detenía y que sus latidos se escuchaban dentro de mi cuerpo, entonces de mis labios empezaron a salir ésas palabras: mister T lo amo. Lo traté de usted por una cuestión de objetivizarme y asi, tal vez, el rechazo no me doliera tanto, porque estaba convencido de que así sucedería. Mister levantó la mirada hacia el grupo que tocaba en la otra sala, como si no me hubiera oído. "Lo amo mister T", le dije para asegurarme de que me haya escuchado o para convencerme de que lo dije. Mister T tambaleó en su primer intento por incorporarse completamente, se apoyo sobre mi hombro en la segundo -no sé si mencioné que estábamos sentados en el piso- y siguió su camino recto hacia la banda de musicos como atraído por una luz la luciérnaga, parecia una abducción extraterrestre. Se detuvo frente al vocalista y sucedió lo esperado, un mega vómito sobre los parlantes que llegó incluso a empapar las zapatillas de susodicho. Lo llevé a su casa, y tuve que acostarme a su lado, sólo para tranquilizarme porque me dije: si puedo someter mis ideas "amorosas" a la cotidianeidad lo que sigue será perderle atención.
La confesión a mi interlocutora fue menos escenográfica y simplemente le dije:
-necesito un hombre en mi vida.
-No. Me respondió ella sin miramientos como si ya hubiera escuchado eso antes, no de mi seguro.
Lo que necesitas. Prosiguió. es fuck-IN. eres muy sentimental para enamorarte de alguien.
Llegue a mi casa pensando qué sería que alguien me haya preparado un té helado con naranja. Basicamente miraba por el balcón a las ninhas que salían del colegio.

No hay comentarios: