jueves, 4 de agosto de 2011

latino 4: tres dominicanos, tres


no siendo solamente bulliciosa y sucia esta ciudad, es perturbadora, ahora no solo con locales sino con invitados, todos latinos. se creen libres ellos y no están más atrapados que nosotros en el resto del mundo que no se ocupa de uno, el sistema de vida que se forma en las sociedades y que conluye de manera simple en la vida cotidiana como un viaje en autobus del centro al sur, de esta misma ciudad a la algunos adorarían pertenecer y a la que estos tres dominicanos llegaron, volando.
en un grupo que se incribió en el club oficial de seguidores de la selcción juvenil de volleyball que llegó a la capital para disputar un campeonato mundial más, llegaron cerca de veinte, tres de ellos nada sabían del campeonato sino que cargaron dos discmans, un mini parlante hecho en taiwan, un mini microfono de china y tres gargantas llenas de saliba y empezaron a recitar lo que sería su obra maestra -seguramente- acerca de las divisiones sociales, el rico vs el pobre, el entendido vs el ignorante, en pocas palabras ellos contra el mundo, nosotros. a las once de la noche con un bus lleno de gente que lo unico que quiere es dormir para salir del infierno que es su vida, para no pensar, para no imaginar lo que será manhana, para no escuchar la voz de una esposa que solo habla de la gotera del techo que todo el "invierno" va remojar el piso de tierra, para no ver la cara del padrastro que esculca cada moneda que guardas en los cajones para combrar una botella de ron, para no escuchar el ronquido de un abuelo centenario que no termina de morirse, para no ver la cara de tus jefes dibujada en cada cartel de leche gloria; a ellos, estos tres dominicanos le pusieron los parlantes. si soy protesta ojalá los muchachos como ellos se hundan en el mar junto a sus aparatos, que le cuenten cuentos a las sirenas y que se junten un rato con las jovencitas que tocan voleros y corridas, las que son de cordoba y huelen a tabaco y tienen los dientes amarillos que creen que todos somos buena honda, entre ellos podrían hacer una orgía. no tendrían que convencer a nadie de que estas cosas de las que cantan, existen, y no tenemos que escucharlas nuevamente cuando sólo queremos escapar. si no llegaste caminando lo hiciste en avión.

No hay comentarios: