lunes, 2 de mayo de 2011

de las reflexiones pre concebidas del chusco enamorado de una china pendeja


triunfo a las seis y media de la madrugada.
un grupo de ideas se colgaban de mis dos minutos de meditaci'on, como un racimo de uvas, es posible olvidar?
en la noche los murcielagos se entrenaban entre las hojas de los sauces, los colibries dormían entre dos latas de aluminio, los colores del horizonte se formaban lentamente a la llegada de los automóviles. es posible, sí, dejar caer el recuerdo en un vacío, desarraigarlo de las emociones y llevarlo al librero de hechos, acontecimientos crónicos, nada mas. dentro de dos horas las veredas se van a llenar de gente, que cree y no calumnia su devoción, tampoco cuestiona su fe -en lo que fuera-, gente, que ocupa espacio y consume energía, que hace que las cosas sigan su curso, dentro de poco van a hablarme. ojala olvidaran el lenguaje. gente, es posible.
es un concierto de recuerdos que quieren que se engrave dentro de las venas dos notas que juntas significan perpetuidad -sometimiento y necesidad-, que fluya con ellas; y se puede aveces, desatar el fruto y dejarlo caer, mientras se oye el sonido de dos extremos del universo, cuestionamiento y ascetismo, el ultimo convertido en porfiedad moderna, e inventar palabras para que no se entienda.
no es simpleza de desición, sino un encuentro espontáneo, entre lo natural y su conflicto, el rompimiento de dos ideas.

-sólo dobla en albuquerque. y finge que no estas fingiendo-

No hay comentarios: