martes, 15 de junio de 2010

bienvenida la microfibra: inicio


De como Q se hizo indispensable.

Siempre es interesante una tercera opinión, mejor aún cuando hablamos de sexo, relaciones sexuales, posiciones, juegos, olores, sabores, herramientas, métodos, gustos, palabras, ideas, peleas, lugares y todo lo relacionado. Nuestra llamada amistad había alcanzado un a;o ya; nos citamos casi por inercia.
Habíamos quedado en encontrarnos en un parque en miraflores, nos habíamos citado a ver una pelicula, la peor peli de la cartelera, para asi poder jugar un poco en los asientos del fondo sin que más que el maquinista nos viera. Q llegó tarde, me llamó antes por el movil diciendome que se iba a tardar y por primera vez en lo que lo conocía decidí esperarle.
Mientras miraba al aguila del parque, una escultura hecha en piedra con suerte iba pensando qué es lo que le diría para no llegar a tener nada con él. en el fondo no queríá enfrentarme a mi confesor, no es eso tonto? pues me lo parece.
cuando Q llegó me dijo que no tenía dinero, lo que me pareció un alivio, asi no tendría que forzar ninguna situación. Aquí menciono que nos habiamos citado para dormir juntos basicamente, que no es lo mismo que conocer a un extra;o en una fiesta y terminar en un hotel, o al amigo de tu amigo por internet y terminar en un hotel, o a tu colega del trabajo ir por cerveza y terminar en el hotel, mucho menos al amigo de tu hermano a quien follas en sala de tu casa, o a tu novio de toda la vida con quien tienes un reencuentro en un hotel, no, esto era tener sexo con tu mejor amigo, que hasta entonces significaba era dejar de tener un mejor amigo.
Los dos sentados en la banca del parque frente aguila nos dimos cuenta que sería la última vez que nos miraríamos sólo como amigos. nos pareció demasiado intrigante para dejarlo pasar, fui al cajero automático y saque efectivo, caminamos como cien cuadras, tomamos gatorate en el camino y terminamos en un hotel.
A la ma;ana siguiente, cuando salimos me preguntó si todo andaba bien para saber si él estaba bien, le dije que todo bien, pero en verdad todo andaba mal.

No hay comentarios: