lunes, 3 de mayo de 2010

bienvenida la microfibra

no me gusta lorna, que no es solo una jerga, sino el nombre de mujer que tiene éxito sustancial con tooodo en su vida, por eso no me gusta. tampoco es que ande justificando la busqueda obsesiva por el fracaso o el exito, simplemente digo que no me gusta que la gente consiga todo lo que qiere, aún yo en mis mejores días. me parece que cuando consigo lo que qiero me llamo lorna. y lorna es una mujer que tiene el cabello corto hasta debajo de las orejas, ésas están descondidas debajo de su pelo que parece peluca que dibuja su rostro blanco y sus cejas pobladas que jamas depila porque tambien las tiene perfectas, y sus ojos marrones que se ponen caramelo cuando hace calor y muy negros cuando te tomas un vino en el gatopardo, que ya no debe existir desde que abrieron los grandes moles donde encuentras todo junto y ya no hay exclusividad, ni en el amor ni el enga;o, todo se hace por pedido de catálogo. ella, tiene los labios siempre con ese color palido de lapiz labial, entre rosado y palo rosa, es como un brillo pero sin brillo que hace que cuando hable su boca se desdibuje y parece que no tuviera labios y que el sonido de su voz saliera, no se, por las orejas entre su cabello.
la gente debería pensar menos que hay que conseguir cosas para alcanzar una especie de satisfacción personal o felicidad en la vida, que parece más un deber que un azar; la vida sólo son acontecimientos que se yuxtaponen porque el tiempo que creemos es lineal; de esa manera existirían menos lornas en el mundo y más microfibra.
PD: bienvenida microfibra

No hay comentarios: