viernes, 13 de noviembre de 2009

maquinaria emocional 6

cuando entre a la casa me dio la impresión de haber perdido un poco de valor. recordé a marko en la sala de mi casa, tomándose una coca cola, mirando las fotografías que tenia sobre el muro sin terminar. mi casa era un cerco de ladrillos anaranjados cubiertos de esas flores peque;as moradas. la simpleza de las letras horizontales en el cartel que nos robamos de la carretera central me pareció demasiado interesante para dejarlo dormir en el techo, asi que lo puse en la sala a ver qué me decía. nos dio mucha risa por mucho tiempo, pero ese día, marko se había puesto esa caparazón de aniquilador prehistórico. habia andado por la playa sin zapatos e imaginado la mejor manera de destruir las evidencias,
imagino que pensó que con lo del accidente yo estaría mas tranquila. pero yo no tengo tranquilidad. he dejado de pensar seriamente en pedirle permiso para nada, he dejado de imaginarme lo que pueda hacerme y mi calma se ha consumido en el vapor de agua que pongo a hervir para ba;arme.
ese dia marko me dijo que dejara de usar la maquinaria emocional en repetidas ocasiones, que estaba siendo demasiado libertina con los quehaceres emocionales, que estaba siendo muy, largamente promiscua. puso su mano grande sobre mi cabeza y movio mi poco cabello alrededor, hizo sonar las llaves que colgaba en su cintura y me dio como un tiron hacia si. me estaria consolando por algo? me pareció que estaba tratando de imponerme una idea.
mi tiempo alegre con marko se habia termiando ya, asi que entonces mientras me hablaba acerca de mis usos de la maquinaria, le dije que era posible que un dia el se levantara de la cama e hiciera algo que jamas habría pensado, y que entonces se daría cuenta si es que yo era demasiado promiscua y libertina.
marko dejo la botella en la mesa y me dijo que seguramente volveria un dia. yo espero que vuelva, espero que se siente en la sala nuevamente.
aunque fuera para rendirse finalmente.
me detuvieron un momento en el patio, mientras la due;a de la casa iba dibujando algo sobre un papel, tal vez mi rostro, tal vez algo que quería mostrarme. le insití mucho para que me dejara ver a lacriatura, hable tanto que me cansé de oir mi propia voz, hice muchas promesas, pedí, pedí, justifique mi visita, ciertamente con mis emociones, pero ella parecía hecha de cemento. estaba ahi, con ese papel en la mano hablando de dinero, hablando de marko, hablando de un micro, hablando de un accidente, hablando hablando.
asi que lo hice nuevamente. le dibuje el silencio y tuve un momento de paz. dejó caer el papel al psio. me di cuenta que marko le habia dado instrucciones ante mi llegada, le habia dado las palabras. markp me estaba traicionando. pero no era momento de pensar en eso, yo tenía que asegurar a la criatura. así que le ordené que lo hiciera y me trajo a la criatura.
la criatura estaba en una silla con cojines, estaba mirando television.
le vi la espalda peque;a y sentí que se estaba burlando de mi.
si, criatura, estaba mirándome por el hombro riendose de mi.
entonces tuve que hacerlo de nuevo.

No hay comentarios: