sábado, 19 de septiembre de 2009

sexo como comida

hace tiempo me habia reusado a escribir semejante ensayo. pero son los malos ensayos lo que me han puesto de nuevo en carrera para dejar de pensarlo y hacerlo. como el sexo mismo, hacerlo y dejar de pensarlo.
asi que viene como sigue:
"el sexo es como la comida"
y empezamos con los snaks, que no son comida -en el sentido nutricionista, de los snaks vegetarianos luego. me pongo a pensar en el hambre en el mundo, la gente que muere sólo por no tener comida, que parece tan siemple cuando se da por seguro. pero no hago nada sintiendome mal, verdad? el profesor de psicología en una de sus lecturas nos leyó un caso y nos preguntó qué haríamos, y mientras todos decían que tomarían las armas y lucharían contra las maldades del mundo (cosas que se dice, nada más... claro), tuve que decir la verdad, yo no haría nada.
y aquí me vez, tiempo despues, siendo consequente con mis palabras. no voy a salvar al mundo, sólo voy a hablar del "sexo-snak"
entiéndase por snak aquel aperitivo que viene en bolsita y que cuesta barato, que lo comes con un vino, una cerveza... y especialmente yo, despues del trabajo.
a mi me gustan los combos, son unas cositas cilíndricas rellenas con queso cheddar. hubo un tiempo en que comís unas hojuelas picantes, pero engordan y joden el estómago. entonces, el sexo aveces, es como un simple aperitico antes o despues de otro hecho. se puede vivir sin el, se puede vivir con el, te puede gustar mucho pero tampoco es indescriptiblemente placentero, por mucho que el comercial tenga un "aaHH" "uuHHMMM" etc. el sexo snak generalmente no dura mas de la mitad que el sexo "main course".
los arreglos se hacen rápido y por fono, sin mucho... es así, aveces aburre por lo cotidiano.
el ejemplo te lo digo despues.

No hay comentarios: