viernes, 10 de julio de 2009

despues de la felicidad: conversación debajo de la cama

el causante de no haber entrado a la burbuja de la vida artificial y paralela es la vida real y ordinaria. me puse a leer en el periodico y encontré lo inevitable, hice un viaje inesperado, gasté dinero desesperadamente, turistié como por obligación, me empapé por cortesía, bebí por invitación, me entrevisté y fracasé por soslayo. y al volver me sentí como que había perdido debajo de la cama una semana de mi vida.
imagino que los que despiertan de un coma sienten con más drama, casi lo mismo que yo. pero al tiempo no se le puede decir nada, porque en primer lugar no es mas que una creación, me refiero el tiempo, no el tiempo.
leí un comentario de un amigo, y sólo despues de eso comprobé que las amistades tambien tienes obligaciones y que los dedos de la mano se hicieron para contar a los amigos... entre otras cosas.
el cielo de lima, si es que alguien lo conoce de verdad, se devora las casas a las cinco de la tarde cuando los mercados estan cerrando. entrar a un mercado vacío cuando empiezan a cerrar es como entrar a la vida de la gente en lima. la sensación que para mi se compara a esa metáfora es volver a casa luego de una semana en lluvilandia.
no tengo amigos secretos, sólo reales que se quiebran tan seguido como yo, se inmortalizan mucho más a menudo, reflexionan menos, no se callan nada y de vez en cuando me dicen pantera, quedan algunos rounds. tengo además una larga fila de conocidos muertos y tal vez por eso no me apetece dejar mi isla todavia.

4 comentarios:

Carlos Lavida dijo...

Asu !te imaginas las personas que se levantan de un coma de 10 años, yo me siento como de 40 ahora, siento que desde salí del colegio no he hecho casi nada.
Es mejor tener pocas amistades, asi los compromisos son mas impersonales, y puedes faltar a las tipicas reuniones y encuentros amistosos,,,

ep dijo...

compromisos impersonales, es como comprar el pan cada ma;ana, no?

El Edén de Laforja Restaurant dijo...

Salir de la vida debe signifcar la entrada a algún mundo nuevo.

Además quien dijo que la vida que conociamos era la nuestra?

Quien nos dice que al salir del coma, no hemos hecho más que despertar por primera vez?

Eso supondría que al salir de nuestra vida, realmente hemos entrado en nuestra vida.

ep dijo...

a menos que haya un espacio donde no se está en ninguna parte, como un momento pendiente,
entonces, tendríamos la desdicha de escoger.