lunes, 21 de abril de 2008

n/t4

nada sigue siendo para mi.
la ingravidez del deseo, nada. pero el alma no se cansa de esperar.

No hay comentarios: