sábado, 10 de noviembre de 2007

n/t

Estaba preguntandose en que direccion irian las cosas en adelante. Luego de que G habia encontrado una razon para no volver a tomar a I en serio. En lugar de formar un aliado audaz en la oficina, se habia convertido en un enemigo latente. El odio de los que no se han sentido querido es peor que el de aquellos que se sienten traicionados. El asunto era que mi crash out con Elena habia terminado por destruirme. Estuve sentada en la silla de la casa, mirando la persiana subir y bajar mientras me tomaba la taza de cafe sin azucar (no porque quisiera, sino porque mis vacaciones me habian dejado con un sabor amargo y una larga cuenta que pagar).
Intente leer un poco y nada, las palabras rebotaban en el cerebro como las palomitas en la maquina del cine. Me preguntaba si alguien ha causado tanto desorden sin hacer absolutamente nada; solo dejandose tocar y manipular. Para mi bien, no volvi a llamar a Elena y mi imagen en todo estaba muy bien guardada. Para mi mal no era suficiente para mi vivir con la imagen guardada en ninguna parte. Tenia que salir caminar y al mismo tiempo estar sentada debajo de mi manta de plumas de ganso y mi taza de cafe amargo, dejando de las lineas de luz que se atrevian a tocarme por la persiana no quedaran arruinadas tambien.
Decidi luego no se de cuanto tiempo alistarme para enfrentar ALGO, cualquier cosa que tuviera un poco de valor para pelear conmigo. La sutucia de Elena me estaba dejando sin consuelo. Maldita. Ella lo tenia todo. La mujer mas horripilante y despreciable quela humanidad ha podido producir; extiende un poco la mano y yo me envio como una carga de fusil hasta sus propios pies; hice todo lo que sus macrabras manos quisieron, respondi como sus tenebrosas ideas habian planeado en silencio mientras dormia con su novio; habbia dejado que sus irremediable saliva me tocara. Maldita.
No. no es tanto el que algunos logren lo que quieren y yo solo me siente a tomar cafe. Si puedo vivir con el triunfo con de los demas. Lo que jamas iba a dejar era saber que fue lo que la dejo tan impresionada para no volverme a atormentar. Tal vez efectivamente habia logrado separarla de mi otorgandole como al placer prohibido una chance de existir, o es que la habia atraido para siempre y me habia convertido en el irremediable recuerdo que no iba a ser capaz de borrar y mantendria en secreto?
Asi que mi siguiente paso era perfumar un poco mi agria vida con Martina, la perfecta.
Ella, lo he dicho tantas veces, tiene la miel en cada palabra. Aunque sea una lastima que quiera compartirla con Elena.
Mientras andaba pensando en ello, aparecio frente a la puerta de mi casa, que tiene la imagen misma de su propietaria, el novio de Elena. Que habia dejado todo en el refrigerador. No podia creer lo que estaba diciendome en la misma sala.
La melancolia no existe el dia de hoy. Hoy es el dia de ver la luz en lineas horizontales. El dia de la estrella fugaz a la que no se le pide deseo. Hoy es el dia de intentar olvidar todo sn exito. Por un momento me senti fuera de mi propia casa, si es que existia algun enlace entre lo material y yo, esa casa me habia dado todo el poder para mantenerme en pie en los dias pasados.
El hablaba como si ayer estuviera yo sentada en su sala tomandome un poco de vino mientras ellos dos se anuncian en compromiso. No es por ti que he perdido casi el alma, si es que deseas saber. Esta aquella cautiva todavia en las manos de otra persona, que para males mio ha sumido en su venganza un poco de cari;o hacia mi, de manera que puedo perder ya ni la esperanza para terminar de dejar en alguna parte del mundo del recuerdo un espacio donde esta lo que sabemos que deberiamos recordar pero hemos olvidado.
Tanto me ha atrapado que no puedo dejar de oir ninguna de sus antiguas palabras como si las dijera de nuevo. Nada de lo que venga en adelante parece perturbar su presencia en mi vida. Y mi casa que es la unica que me protege ha sucumbido tambien al delito de no olvidarle. Aunque este lejos. Aunque haya firmado ya el tratado de la paz y desprendido de toda relaci'on con delicada armonia. Se presenta el otro a querer impartir un poco de poder en mi y nada mas parece que es un ni;o intentando tomar un caramelo de un mostrador muy alto en el almacen. No se juega con gente grande.
(11/2007 n/t)

No hay comentarios: